viernes, 21 de septiembre de 2012



Apostar por encima de tu integridad,
entregar a tientas un cordón umbilical
que te hace o te deshace de un solo tirón.
Bipolar conducta de emergencia,
si te vienes o te vas, no puedo dejar de
partir y sangrar, o parar y sangrar.
Es tan difícil descoser el acceso,
tan improbable dejar de apuntar
a lo que uno tiene tanta fe por matar
y quiere atravesar, con el mismo abismo
que uno teme, para así desaparecer, o algo.

Siempre quedan las marcas que nos guardan,
las huellas que se acercan a los pies,
los pies que no saben a donde van.

4 comentarios:

  1. Inseguridad por lo incontrolable?

    ResponderEliminar
  2. El monstruo debajo de la cama mas crece cuanto mas lo piensas. Si acabas durmiendo en el sofa, el dolor de cuello te impide imaginarlo.

    ResponderEliminar